El equipamiento ideal para una cocina lineal

Una cocina completamente lineal es perfecta para espacios estrechos o, por el contrario, para ocupar grandes volúmenes abiertos en una sala de estar. Esta forma de organizar la cocina, cada vez más solicitada, seduce por sus numerosas ventajas y por su estética actual. Puede ser de lo más funcional, siempre que se equipe como es debido y se utilicen algunos trucos para aprovecharla todavía más. En Schmidt, ponemos todo nuestro saber hacer de expertos a tu servicio para diseñar juntos tu futura cocina equipada a media. Acabados, estilo, almacenaje y consejos profesionales. ¡Déjate guiar!

Puntos fuertes de las cocinas lineales

La instalación de lo que se conoce como una cocina longitudinal se presenta de dos formas. Deberás escoger una u otra en función del ancho del espacio de que dispongas. Por lo tanto, en caso de que el ancho no supere el 1,50 m, una cocina lineal, también llamada cocina en i, será lo más apropiado. Este tipo de implantación está especialmente recomendado para cocinas pequeñas o para cocinas tipo pasillo, ya que todos los elementos se encuentran en una sola pared. ¿Tienes un espacio de más de 2,10 m de ancho? Escoge una cocina en paralelo que incluye dos encimeras, una frente a otra, en cada pared.

Sea cual sea el tipo de organización que escojas, este tipo de cocina tiene la ventaja de que se adapta al espacio en que se instala. Es un modelo muy recomendable para estudios y pisos antiguos con cocinas estrechas, que se modernizan muy fácilmente con un estilo contemporáneo. Este tipo de equipamiento, más bien previsible, no deja mucho espacio para la libertad, pero por lo menos proporciona más ergonomía, ya que todo queda al alcance de la mano. Una sola pared basta para acoger la mayor cantidad de muebles y electrodomésticos. Por último, en una superficie abierta al salón, este tipo de cocina se funde con el decorado de forma totalmente armoniosa.

En cuanto a configuración, las opciones son bastante reducidas, aunque en términos de estilo y acabados las posibilidades son infinitas. Imaginamos la cocina negra contemporánea que responde a tus expectativas y a tus necesidades. Industrial, escandinava, intemporal, con toques retro, digna de los chefs más grandes, gráfica o incluso sofisticada... Escoge el estilo que más te guste. Por su parte, los acabados aportan el toque final a tu cocina. Mientras que con el acabado lacado consigues un efecto espejo, los muebles texturizados dan relieve y un resultado natural y mucho más cálido, similar al de la madera, la piedra y el mármol. Simplemente tienes que dar rienda suelta a tus deseos...

Configurador 3D de cocina

Imagina tu proyecto en 3D y calcula su precio

 
CONFIGURO MI PROYECTO EN 3D

¿Cómo puedes equipar una cocina lineal?

Para equipar una cocina a lo largo se necesita, en un primer momento, delimitar bien las diferentes zonas de actividad: cocción, lavado y preparación. Por otra parte, hay que respetar ciertas normas de distribución para instalar una cocina cómoda, pero sobre todo segura y práctica. En una cocina lineal, el lavavajillas y el fregadero suelen estar en el centro de la encimera, con los elementos fríos a un lado y los elementos de cocción al otro. En una implantación en paralelo, puedes concentrar todas las funciones técnicas en un lado y dedicar el otro a almacenar y preparar. De ese modo, contarás con una encimera agradable para preparar platos deliciosos.

El verdadero propósito de una cocina de largo es optimizar el espacio de almacenaje, tanto si se trata de ganar el máximo de espacio o disimular objetos si la cocina es abierta. Para disfrutar de la mayor cantidad de espacios de almacenamiento, Schmidt te propone muebles más altos y más profundos para dejar más superficie en el suelo. Hay sistemas ergonómicos e ingeniosos que también son una alternativa excelente: puertas correderas o abatibles, cajón bajo fregadero o incluso muebles con frentes sin tiradores. Como complemento de un almacenamiento bien pensado, unos electrodomésticos compactos también te harán ganar espacio, como una placa con dos fuegos en lugar de cuatro, por ejemplo.

Tenemos muchísimas ideas para optimizar una cocina implantada a lo largo de una pared. Por ejemplo, la credencia se puede aprovechar y equiparla con una barra para colgar los utensilios que utilices a diario. Además, si la superficie lo permite, una cocina encastrada acompañada por una isla es muy recomendable para crear muebles de almacenaje extra. Una configuración de este tipo es también una solución agradable para reunir a toda la familia en torno a la zona comedor.

Con respecto a la decoración de una cocina dispuesta en una sola pared, hay para todos los gustos. Sin embargo, algunas combinaciones de colores y materiales bien seleccionados convertirán este espacio en uno de tus favoritos. Un parqué colocado en el sentido de la circulación y algo de luz dinamizan el espacio y destacan su dimensión longilínea. Del mismo modo, colores depurados y a juego con las paredes suavizan la atmósfera y generan una sensación de volumen. Un suelo con motivos gráficos atrae la mirada y ayuda a disimular la estrechez del espacio. Puede que los más atrevidos desvíen la atención con un techo colorido de matices brillantes y elegantes. Apuesta por el total look o por el contraste del blanco y negro, son valores seguros con los que es imposible equivocarse.

¿Quieres iluminar tu cocina? Aparte de la iluminación eficaz y disponible en el comercio, ponemos todas las soluciones posibles a tu disposición. Te aconsejamos que crees puntos de luz: son muy prácticos y claramente actuales. ¿No te gustaría abrir una parte de la pared para poner una cristalera tipo taller de metal o de madera? Este clásico está disponible en muchas versiones y siempre es de lo más resultón.

Nuestros consejos para escoger el color y la implantación adecuados:

Descarga nuestro catálogo

Tómate tu tiempo para consultar el catálogo de los universos Schmidt desde tu casa, con toda tranquilidad.

DESCARGO EL CATÁLOGO