Vestidores a medida

Vestidor a medida

¿El sueño de cualquier fashion victim? Equipar un vestidor a su antojo en un espacio especialmente dedicado para ello o disponer de un inmenso armario perfectamente distribuido y con múltiples espacios de organización en un dormitorio. SCHMIDT se ha propuesto crear el vestidor ideal explotando cada rincón, incluso en una habitación con techo inclinado. Simplemente tienes que escoger la cantidad de muebles y barras que deseas, si quieres baldas fijas o móviles, cajones para calzado, cajones u otros nichos abiertos o cerrados. ¡Sin olvidar determinar la parte para ella y la parte para él!

En lo que respecta a las puertas del armario lo más habitual es que sean correderas, sobre raíles, para que sean tan cómodas como sea posible. En cuanto a la decoración, para realzar la elegancia de los frentes de madera los motivos geométricos ultrabrillantes nunca están de más, así como la combinación de lacas y acabados de madera en contraste. Las puertas pueden intercambiarse por espejos con marcos elegantes y en las esquinas de las habitaciones abuhardilladas podemos encontrar conjuntos desestructurados de nichos. Tarea final: selecciona bien tus cosas antes de organizarlas en tu nuevo vestidor a medida.

¿Cómo ordenar un vestidor?

Para ordenar correctamente un armario vestidor, no dudes en apostar por elementos de almacenaje diseñados especialmente para cada tipo de prenda. Así conseguirás un vestidor lo más práctico y funcional posible. Portacorbatas, portapantalones, baldas para zapatos... ¡Un sitio para cada accesorio!

También puedes añadir perchas triangulares para camisas, vestidos y chaquetas en el ropero, y utilizar perchas con pinzas para faldas y pantalones. El ropero y las perchas son la mejor manera de tener la ropa al alcance de la mano y evitar que se arrugue, ya que resulta fácil localizar las prendas y escoger lo que te quieres poner. El must: instalar barras correderas o una barra basculante en el ropero, especialmente si escoges un kit de vestidor bajo pendiente, para que la ropa se deslice hasta ti sin robarte demasiado espacio...

Para hacerlo todo más fácil dentro del vestidor, también puedes organizar la ropa por temporada y por color. Así podrás crear tu look en función del tiempo o en función de tu estado de ánimo de un solo vistazo.

¿Qué puertas debes escoger para un vestidor?

Tanto si se trata de una cuestión decorativa como de adaptación al espacio disponible para instalar el kit de vestidor, tienes varias opciones en lo que se refiere al cierre de los armarios. En primer lugar, no tienes por qué poner puertas: con un vestidor abierto tendrás la ropa más a mano, además de integrarla en la decoración de la habitación. ¡No hay nada más práctico en el momento de escoger la ropa cada mañana!

Si te da miedo que se llene de polvo o si tu vestidor se encuentra en una zona de paso de la casa y no quieres que la ropa quede a la vista de todos, existen varios sistemas de puertas en función de lo que necesites. Las puertas correderas son las más habituales en los armarios vestidor, ya que garantizan un diseño moderno y no requieren de un espacio delantero para abrirlas. Las puertas batientes son las más recomendadas si quieres abarcar todo el vestidor de un solo vistazo.

Los detalles que no debes olvidar en un vestidor

Para aprovechar el espacio al máximo y poner en valor el kit de vestidor, hay algunos accesorios imprescindibles que marcan la diferencia. La iluminación juega un papel principal. No solo permite tener la luz suficiente para escoger la ropa cuando se trate de un compartimento empotrado por ejemplo, sino que no hay nada mejor para realzar la elegancia de tus prendas. La iluminación led en el interior del armario vestidor aporta, además, un toque decididamente moderno que completa la decoración.

El espejo es otro de los accesorios que no puedes faltar para asegurarte de que has escogido bien el look o hacer todas las pruebas necesarias antes de una ocasión especial. Con una puerta espejo aprovecharás el espacio al máximo y tendrás un espejo para valorar tu atuendo de la cabeza a los pies.